lunes, 28 de julio de 2008

El sábado hablé con mi amiga P. Me puso muy triste lo que le está pasando. ¿Por qué es todo tan difícil? Deseo con todas mis fuerzas que todo le salga bien y que nada le robe la alegría.

1 comentario:

Eva dijo...

Ay, Eduardo, no te pongas triste tú también! Es verdad, a veces es todo muy difícil... Por eso hay que disfrutar las poquitas veces en las que todo es -o parece- fácil.
Mucho ánimo para tu amiga... Y para ti. Dale mucho cariño. Eso no te soluciona los problemas, pero ayuda muchísimo!